Sol


--> -->
Te sientas sobre mi ventana, gran abierta
Tú, joven hermoso e inmortal
Y te deslizas a través de mis cortinas
Para encontrarme.

Acercándote a mi cama, con tus pasos de luz
Me besas las mejillas, con la llama de tu boca.
Y tocándome el cabello negro, esparcido por la almohada
Brillan hilos de plata.

Acaricias mi rostro, con tus dedos de trigo
Y manchas de cerezas me dejas, en la cara.
Me despierto desde mi sueño en una ciega luz,
Viéndote, como te subes al cielo.

Te escondes detrás de una nube, vergonzoso
Príncipe del universo, que en secreto estas mirando
Como me revuelvo las colas trenzadas,
Y dejo el viento,  juzgándose  en mis rizos.

Los celos te visten en plomo por un instante,
Pero de inmediato la tristeza, baña mis ojos
Que no soportan el pensamiento de perderte,
A ti Consorte que silencioso me amas.

Tu enojo desaparece en un minuto,
Escuchando mí voz, que te llama,
Y deslizándote sobre mi cuerpo
Me vistes toda en oro.

Y todo el día me regalas, sonatas desde tu fuente
Que fluye el amor, por las montañas.
Rey la juventud sin muerte, en Mar, tú te ahondas,
Dejando a la reina de las tinieblas, Luna, soñar.

Y duermo de nuevo, otra noche solitaria
Llena de tristezas y suspiros,
Porque soy solo un mortal en la tierra
Y tú el Sol…el rey de mis sueños.


Comentarios

Cortes! ha dicho que…
Wuau!

tus palabras han puesto el Sol en el cielo esta mañana, hoy estaré mas atento a esa luz brillante, a ese amor infinito que nos baña.

Entradas populares de este blog

LA VIDA...TALL COMO ES...